Introducción para como vestirse

El estudio de la indumentaria tradicional es uno de los objetivos fundamentales de la Antropología Cultural. Este estudio se refiere a la forma de vestir del pueblo llano, que vestía al margen de la moda europea. El atuendo popular permaneció inalterable y siempre estuvo arraigado a la tradición, mostrando un fuerte sentimiento castizo.

Para las personas interesadas en vestirse correctamente, alejándose de cualquier uniformidad que tan solo desvirtúa la realidad del indumento tradicional, les invitamos a seguir los siguientes pasos, consiguiendo con ello un riguroso atuendo al modo de cómo vistieron nuestros antepasados.

INDUMENTARIA DE MUJER

En el atuendo de la mujer, de dentro hacia fuera, encontramos, en primer lugar, una camisa de interior con o sin mangas que separa el cuerpo del resto de las prendas (1), en caso de no usar camisa se vestirá calzón de interior (2), calcetas hasta la rodilla sujetas mediante atapiernas, pudiendo calzar zapato o esparteña (3,4), sobre estas prendas colocaremos las enaguas, al menos dos, bien almidonadas para dar el volumen necesario de acuerdo a la moda de la época (5).



El cuerpo lo vestimos con una armilla que puede ser de damasco, o algún otro tejido brocado en tonos propios a la prenda, también podremos vestir justillo envarado donde las mangas de lienzo que lucirá serán las de la camisa que vistió al principio (6,7).

Una de las prendas más importantes del atuendo femenino es el refajo, en nuestra zona encontramos gran variedad, tejidos de buen paño de bayeta o tejidos en telares artesanales, debemos señalar el largo del refajo pues estaba mal visto enseñar los tobillos (8). El delantal siempre está presente lo encontramos de muchas formas, colores y géneros (9).


La mujer nunca fue con los hombros al descubierto, para ir correctamente vestida siempre hay que colocar un pañuelo de seda u otro genero, recogido en los hombros y cubriendo el pecho (10,11). Para protegerse del frío se gastaban grandes pañuelos de merino, colocados en pico o rectangulares (12). La mujer siempre se cubrió la cabeza con mantellinas de cintón o de media luna, en especial para los actos de Iglesia (13).


Hemos de resaltar que la mujer nunca irá bien vestida si no va bien peinada, (iría a medio vestir). El pelo ha de ir recogido con dos rodetes en las sienes y picaporte en la parte trasera, o moño zorongo, formado por una buena trenza y adornado con una vistosa peineta o una vistosa pleita que forma el moño de picaporte y que lo adornaremos con una colorida cinta que no tiene que ser siempre negra (14, 15).



INDUMENTARIA DE HOMBRE

El hombre, igual que la mujer, en su interior lleva camisa de lienzo y calzón para debajo del pantalón (1), calcetas lisas si calza zapato y lisas o de listas para la esparteña o albarcas de zarria (2,3).El calzón de buena estameña o paño de bayeta ajustado hasta la rodilla (4), la faja, bien recogida, las vestía de diferentes colores y también con listas (5).



Se encuentran en la indumentaria popular del hombre muchos y de muy diferentes formas el chaleco, siempre pequeño y ajustado al cuerpo (6).

Para ir bien vestido al uso, el hombre siempre cubrirá la cabeza con pañuelo (7).

Sobre la faja una vistosa realera bordada y el sombrero calañes, le dará una imagen de buen vestir (8,9).

Para completar un sencillo indumento vestirá la chupa (10).

Como prenda de abrigo el hombre utiliza la capa o manta(11).